¡Esas pinturas, a la hoguera!

¡Esas pinturas, a la hoguera!
Pretender aplicarle al arte clásico las convenciones morales de nuestro siglo y las interpretaciones del ultrafeminismo puede ser, además de absurdo, ridículo.
[LIBRE ACCESO]

Source: www.aceprensa.com/