GROWTH HACKING

Artículo original http://javiermegias.com/blog/2014/07/growth-hacking-startups/
growth-hacking-startup-producto-metricasSeguimos sin aprender. Llega la última tendencia de moda en Silicon Valley, Japón o Paracuellos de Jarama, y nos lanzamos sobre ella ávidos de soluciones inmediatas a nuestros problemas, esperando que sin apenas esfuerzo y con un giro de varita mágica consigamos 10.000 usuarios sin tener en cuenta el problema de base… y claro, normalmente no funcionan.
Y es que parece mentira lo fácil que es despertar el imaginario popular, sobre todo si las palabras que lo hacen se pronuncian en perfecto (o no) inglés: community manager, big data, growth hacking…  tecnologías, trabajos y puestos que “lavan más blanco” y que perpetúan esasensación de “circo” en el que a veces parece que vivimos en el mundo startup
El problema es que desgraciadamente como ya hemos comprobado muchas veces, no hay recetas mágicas, pero a pesar de ello seguimos dispuestos a probar cualquier cosa con tal de no reconocer que quizás nos hemos equivocado, que nuestro producto no es tan maravilloso, y que quizás hay que volver a la fuente

Por que ni un gran community manager ni las más avanzadas técnicas degrowth hacking van a levantar un producto mediocre.

 

cartoon-growth-hacking

Pero antes, por si alguien de la audiencia no lo conoce, os comento qué se supone que es elgrowth hacking… y luego opino sobre ello (que adelanto que no creo en absoluto que sea negativo, sino que, como todo, lo hemos hinchado demasiado). Según la Wikipedia:

El growth hacking es una técnica de marketing que aúna la creatividad, el pensamiento analítico y las métricas para vender productos, e incrementar los usuarios y visibilidad de una startup

El papá del término es uno de los mejores y más reputados expertos en marketing para startups de USA, Sean Ellis (su blog Startup Marketing es muy muy interesante) y se le ocurrió hace ahora ¡4 años!. El término rápidamente capturó el imaginario de la “scene” de startups, y aunque hay gente que estamos trabajando desde hace bastante con ello, es ahora cuando se ha puesto “de moda”.

Y el pilar es el growth hacker no veas como mola poner eso en una tarjeta!), una figura dentro de la startup obsesionada sólo con una cosa: el crecimiento.

¿Y cual es el problema? En realidad ninguno per se. Es algo muy interesante, que funciona y absolutamente clave… pero desgraciadamente para muchas personas  se ha convertido en una suerte de receta milagrosa, en un santo grial que hay que buscar y que en la práctica lo que sucede es que muchas startup prueban una técnica tras otra a ver si lo encuentran, sin entender la base (o al menos lo que yo creo que es la base).  Todo se limita a probar/copiar cosas que han funcionado en una sucesión de ejemplos de startups ”cool”, como:

¿POR QUÉ “SI” ES BUENO EL GROWTH HACKING Y CÓMO USARLO?

Si alguien espera otra lista más de pequeños trucos y recetas milagrosas, siento decepcionarle. Más bien quiero huir de esa idea y explicar qué es, en mi opinión, lo interesante de todo este “rollo” del growth hacking. Y para ello, nada mejor tener una visión más amplia de la definición que hemos comentando antes:
 

growth-hacking-analitica-marketing-producto

Desde mi punto de vista, lo realmente interesante del growth hacking es que nos ofrece una visión integrada de las tres partes de a startup más importantes a la hora de generar crecimiento:

  1. MARKETING: El área enfocada tradicionalmente a generar crecimiento y a atraer nuevos clientes/usuarios…. y donde hoy en día es más importante que nunca buscar nuevos enfoques más creativos y disruptivos.
  2. PRODUCTO+UX: Una de las grandes olvidadas en lo que a crecimiento se refiere, y sin embargo absolutamente clave…  ya que conseguir nuevos usuarios sin un gran producto que elimine la fricción y ofrezca una gran experiencia es construir sobre terreno pantanoso.
  3. ANALÍTICA: Todo lo anterior es clave, pero si no se apoya en una visión científica, nos acabaremos guiando más por sensaciones que por datos. Esto implica que es básico definir y utilizar los indicadores correctos (ya hemos hablado bastante sobre las métricas de una startup), pero sobre todo, la clave es iterar rápido y ajustar las estrategias de crecimiento hasta que demos con la correcta.

Y si, todo esto tiene que ver mucho con el sagrado grial de cualquier startup: cómo atraer interesados/visitas y convertirlos en clientes fieles y ser capaz de crecer a coste muy bajo/cero… algo que podemos medir muy bien con el funnel o embudo de conversión
 

flujo-funnel-usuarios-growth-hacking

Es decir, el growth hacking no trata de crear un video viral de gatitos que nos traiga mucho tráfico sino de apalancar el crecimiento sobre un gran producto, de ir ajustándolo acorde a lo que demandan los clientes (modalidad pull vs. push), identificar las características “must have” y potenciarlas… y entonces, y sólo entonces, buscar cómo podemos disparar nuestro crecimiento con técnicas poco convencionales.Y si, es cierto que algunos de los growth hacks más famosos potenciaron productos sin acabar todavía (como el de Mailbox)… pero en mi opinión tuvieron éxito porque fueron capaces de conectar con una necesidad real y no resuelta de los clientes.. Y porque luego la cumplieron. Imaginad el fiasco si luego el producto hubiera sido un bluff.

Deja un comentario