En casa de Steve Jobs el iPad estaba bajo control

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Pin on Pinterest

En un momento en que muchos niños y adolescentes navegan a sus anchas por tabletas y “smartphones”, sorprende descubrir que Steve Jobs, fallecido en 2011, era partidario de restringir el uso que sus hijos hacían de los medios digitales. Lo cuenta Nick Bilton, periodista especializado en tecnología, en un artículo para The New York Times.

A finales de 2010, justo cuando las primeras tabletas de Apple empezaban a salir al mercado, Bilton tuvo ocasión de hablar con Jobs. El periodista le preguntó si a sus hijos les gustaba el iPad. Y Jobs respondió con naturalidad: “No lo han probado. Restringimos bastante el uso que nuestros hijos hacen de la tecnología en casa”.

Walter Isaacson, biógrafo de Jobs, aporta a Bilton algún detalle más: “Cada tarde, Steve procuraba que todos se sentaran a cenar en la mesa grande de la cocina, y hablaban sobre libros, historia y otros muchos asuntos. A ninguno se le ocurría sacar un iPad o un ordenador”.

Dormitorios sin pantallas

Desde la conversación con Jobs, Bilton ha conocido a otros directivos e inversores de empresas tecnológicas que “limitan estrictamente el tiempo de pantallas de sus hijos, prohibiéndoles con frecuencia que usen los aparatos entre semana e imponiéndoles límites rigurosos de tiempo durante el fin de semana”.

Chris Anderson, ex editor de la revista de tecnología Wired y ahora CEO de la empresa 3D Robotics, no ve tan extraño que quienes saben de estos temas sean estrictos. “Conocemos de primera mano los peligros de la tecnología”, que van desde la exposición a contenidos violentos o pornográficos, hasta el riesgo de convertirse en adictos a las pantallas. De ahí que en su casa los límites estén claros: “Regla número uno: en la habitación no hay pantallas”.

Además de establecer horarios y tiempos máximos de uso, algunos “padres digitales” se esfuerzan por potenciar alternativas. Es el caso de Evan Williams –fundador de Blogger, Twitter y Medium– y su mujer Sara: en lugar de iPads, sus hijos tienen a mano estantes con libros.

Mientras algunos padres ponen límites de tiempo, otros prefieren regular lo que sus hijos pueden hacer con las pantallas. Ali Partovi, fundador de iLike y asesor de Facebook, Dropbox y Zappos, enseña a sus hijos que no es igual limitarse a “consumir” videos de YouTube o videojuegos, que aprovechar el tiempo “creando” contenidos (dibujar en pantalla, editar videos, programar…).

Leido en https://www.aceprensa.com/articles/en-casa-de-steve-jobs-el-ipad-estaba-bajo-control/

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Pin on Pinterest

Deja un comentario